viernes, 21 de octubre de 2016

La MUD: Ciega, Sorda y Muda

Lamento enormemente que la dirigencia política de oposición no haya podido entender al adversario que está confrontando. No lo entiende porque juega a que ese adversario es tan torpe, estúpido e ineficiente que se derrumbará por sí mismo, tal como lo hicieron Acción Democrática y Copey en la década de los 90. Luego del derrumbe, “los partidos políticos”, con la legitimidad institucional para tomar el poder, capitalizarán sobre los escombros que deje la revolución socialista del siglo XXI. Por eso hablan del “tiempo político” y fantasean calladamente con unas elecciones presidenciales en diciembre de 2.018.
Por ciega y sorda, esa dirigencia de oposición no logra comprender que su adversario es astuto, que está bien organizado y preparado, que sabe muy bien lo que quiere y que se dispone a conseguirlo a como dé lugar. Al no comprender esta realidad, la dirigencia opositora si luce torpe, estúpida e ineficiente, para terminar balbuceando una perorata estéril, cuál mudo incapaz de trasmitir a su adversario un mensaje asertivo que permita una confrontación seria de tú a tú, con espíritu, propósito y razón.
Yo esperaría que la magistral y elocuente demostración de planificación y ejecución de acciones que hemos resentido durante la última semana y que nos propinó una estocada mortal en la noche de ayer jueves 20 de octubre, sirva de lección para aprender y rectificar objetivos, estrategias, acciones y rumbos. De lo contrario, estaremos aniquilados y quedaremos bajo el dominio revolucionario, hasta que un inadvertido evento logre cambiar la situación. Algo que todavía se espera que ocurra en Cuba, donde después de 55 años de dominación, son los propios dictadores los que gestan cambios políticos y económicos.
Lo ejecutado por la revolución, esta semana, fue algo así como “el vuelvan caras de Páez” del 2 de abril de 1819 en la batalla de “Las Queseras del Medio”. Allí "el centauro de los llanos”, acompañado de sólo 153 lanceros, venció a más de 1.000 jinetes de la caballería española. Para lograrlo, fingió una huida que repentinamente se transformó en un ataque mediante un violento giro de 180° ejecutado al mando de Páez. La astucia del engaño de una minoría, venció a la mayoría que ostentaba un poder superior. En la guerra, el engaño es muy valioso, en el juego democrático el engaño es inmoral. 
De manera similar, Tibisay anunció la fecha, lugares y manera de recolección del 20% de voluntades. Entre tanto, distrajeron con el diferimiento de las elecciones municipales y regionales, y con la promulgación del Presupuesto Nacional por parte del TSJ. Luego, vino el fulminante giro de 180°: 5 gobernadores de Estado, bien concertados en tiempo y oportunidad, anuncian que diferentes tribunales ordenaron suspender la recolección del 20% de voluntades. Ejecutado el giro en reversa, Tibisay lanza la estocada final anunciando que en respeto a la separación y autonomía de poderes, se suspende la recolección del 20% de voluntades hasta nueva “orden judicial”. Un JAQUE, con un MATE inevitable para el referendo revocatorio. De ponernos purista, diríamos que es una conspiración, en la cual los poderes ejecutivo, judicial y electoral se agavillan para defraudar la constitución y las leyes, cercenando un derecho político. Para efectos prácticos, tenemos que conseguir la manera de derrotar semejante gavilla que nos gobierna bajo un régimen dictatorial. Es en la derrota de la dictadura donde tenemos que concentrar esfuerzos y no dispersarnos gastando la energía en un debate sobre calificativos, o evaluaciones jurídicas y conceptuales.
Pareciera que nuestra dirigencia no ha aprendido de las derrotas que recibimos en abril de 2.002 con Carmona al mando y sin alguien que capitalizara sobre la renuncia de Chávez, en febrero de 2.003 con un paro petrolero estéril, en agosto 2.004 con un referendo revocatorio, en diciembre de 2.005 con no votar para des-legitimar la Asamblea Nacional, en diciembre 2.006 con el vamos a ganar con la negra y cobraremos el triunfo, y pare de contar hasta llegar a un presidente muerto que está legalmente vivo y sin acta de defunción y un presidente con una supuesta doble nacionalidad de quien ha sido imposible dar con el paradero de su acta de nacimiento, y no hemos sido capaces de exigirle su responsabilidad probatoria, sin dejar de contar que nos quedamos a la espera de la auditoría de los votos para demostrar la trampa que le llevó a asumir la Presidencia de la República.
Para comprender el porqué de estas derrotas y de las subsiguientes que nos esperan, recomiendo ver el interesante análisis que hizo Oscar Yánez(Q.E.P.D.) hace ya 13 años y que lo ilustró con la figura de Ñú y el Toro, igualmente sugiero asimilar que todas las acciones de la revolución están enmarcadas en La Receta de Fidel; donde podremos apreciar que la ocurrencia de esta semana responde al ingrediente N° 6: “Ponga a los líderes y analistas de oposición a que le hagan la mitad del trabajo. Unos que cacareen mucho pero que “jodan poco” porque los tiene amarrados e inhibidos y los otros porque riegan la propaganda que usted produce para generar miedo y zozobra. Contra la espada y la pared la oposición siempre le sumará a la revolución”.
Lo deseable sería que nuestra dirigencia de oposición depusiera la soberbia y la prepotencia y que con humildad comprendiera que está en desventaja para la planificación de acciones exitosas y que no ha demostrado el coraje necesario para emprender y conducir una campaña triunfadora que apoye la planificación y derrote la dictadura de Nicolás Maduro. 
Este par de reconocimientos sería un buen paso para iniciar un proceso de unificación en búsqueda de una estrategia coherente que le dé un espíritu, propósito y razón tangible al movimiento que consolide la voluntad de una mayoría atrapada por un cogollo hasta ahora ciego, sordo y mudo. 
Si no pueden hacerlo, deberían considerar su renuncia para abrirle paso a gente joven, con ideas de modernidad y con el ímpetu necesario para acompañar la planificación con el coraje necesario para hacerla realidad.  Repito el titulo que acuñé en ocasión del nefasto dialogo en Miraflores en 2.014: O Resuelven o se van.

4 comentarios:

  1. Excelente análisis. Hay otro ángulo; la cooperación en lugar de la parálisis. La MUD parece haber declinado el momento estratégico de obtener y sostener la iniciativa que se le presentó al momento de iniciar funciones la Asamblea Nacional. Como supongo que son suficientemente inteligentes para actuar racionalmente, enuncio la hipótesis de elementos en la dirección estratégica de la MUD que cooperan con el gobierno para que continúe este adefesio autoritario autodenominado revolución. Y es que no me parece posible esta parålisis teniendo el apoyo de la más de 8 de cada 10 personas (si debo creer a las encuestas) y de buena parte de las fuerzas políticas que hacen vida en nuestro torturado país.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante análisis propio del General señor Guiacaipuro Lameda. Cuando menciona la necesidad de darle paso a una nueva oposición más joven con el coraje necesario, se refiere a que exactamente, como se puede luchar contra un dictador si no es con las armas? o el coraje apunta suavemente la posibilidad de una revelion cívica?

    ResponderEliminar
  4. Que recomienda? La salida a la calle de la ciudadanía con el fin de derrocar a maduro? Y con esto centenares de venezolanos muertos en manos de incapaces mentales? Con un tsj que autorizó el uso de armas de guerra para controlar manifestaciones? O con militares, que los uniformes sienten vergüenza de ser portados?

    ResponderEliminar